Trabajar en un crucero

Trabajar en un crucero

Recepcionistas, camareros, cantantes, animadores, cuidadores de niños, socorristas, músicos, estilistas… ¿Alguna vez te has planteado trabajar en un crucero?

Compañías como Disney Cruise Line están buscando personal ahora mismo. Y la mayoría tiene en su web un apartado para enviar el curriculum. Es el momento de inscribirse, de cara a la temporada alta de verano.

Trabajar en un crucero -auténticas ciudades flotantes- puede ser una experiencia única y enriquecedora. No sólo te ofrece la oportunidad de ganar dinero, sino también de viajar por diferentes lugares del mundo.

Otra ventaja es que hay ofertas laborales en todas las áreas y perfiles: administración, hospedaje, restauración, salud, ocio, etc. Y hay puestos para personal cualificado y otros de menor nivel.

Asimismo, no sólo se genera empleo dentro del barco. También se necesita personal de tierra: en las oficinas, puntos embarque e información, o para el traslado de equipajes.

Requisitos para trabajar en un crucero

Para trabajar en un crucero, se realizan procesos de selección en función del puesto y el cargo.

Además de la formación que tengas, relacionada con el puesto solicitado, se exige experiencia previa. Por ejemplo, en el sector hostelero.

También necesitas saber idiomas. Generalmente, y como mínimo, tener el nivel B1 de inglés. La mayoría de empresas son internacionales y contratan personal en diferentes países. Así que no sólo hay que tratar a los clientes en este idioma, sino al resto de trabajadores.

Otras lenguas, como el francés, alemán, italiano, ruso o chino, son muy bien valoradas.

Por supuesto, la movilidad geográfica es otro requerimiento indispensable. Debes tener una rápida capacidad de respuesta si te llaman para embarcar en otro país y continente.

En el proceso de selección también valorarán tu carácter. El personal de un crucero siempre debe mantener un trato correcto y agradable con los pasajeros y el resto de compañeros.

Asimismo, antes de embarcar todos los miembros de una tripulación de cruceros deben tener el curso de Formación Básica en Seguridad Marítima.

No podemos olvidarnos, una vez superados estos requisitos, de pasar por un examen médico completo en una clínica acreditada.

Y dependiendo del país de la naviera y de embarque, habrá que solicitar en su embajada el correspondiente visado de trabajo.

Jornada de trabajo

Dicho esto, trabajar en un crucero no es fácil. Los contratos se realizan por temporadas o fechas, en función de las necesidades y proyectos de las compañías. Se alternan meses a bordo con temporadas de descanso en tierra.

Las jornadas son largas, pudiendo alcanzar las 12 horas. En sus días y horas libres, el personal puede bajar a tierra, si están en un puerto, y/o disfrutar –con restricciones- de algunos servicios del barco.

Los camarotes y baños son compartidos, salvo oficiales y personal de alto nivel. De ahí que el carácter sea un requisito tan importante en proceso de selección.

Como sucede en tierra, el sueldo varía en función del puesto, experiencia, etc. Pero una ventaja de trabajar en un crucero es que la mayoría de gastos están cubiertos, como la comida. Aunque otros, como las comunicaciones con tierra, corren por cuenta del trabajador.

Si una vez leído este artículo, te interesa trabajar en un crucero, consulta las webs de los operadores y compañías. Algunas te ofrecen la opción de suscribirte a un boletín informativo en el que van publicando sus ofertas.

También hay sites y empresas especializadas, como Cruise Ship Job. Por su parte, portales como Infojobs también tienen un apartado específico para este tipo de ofertas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *