Espacio colaborativo de trabajo

Espacio colaborativo de trabajo

Si los creadores de Apple iniciaran ahora su andadura, quizás cambiarían el famoso garaje por un espacio colaborativo de trabajo. Un entorno en el que todos aportan su talento al proyecto de otro emprendedor.

La economía colaborativa se basa en intercambiar y compartir –no en adquirir- bienes. Y en un espacio colaborativo de trabajo se distribuyen conocimiento y experiencias.

Estos lugares facilitan el desarrollo de actividades emprendedoras al disponer de espacios de trabajo, salas de reuniones, Internet, proveedores,… Y al celebrar acciones formativas que aprovechan el conocimiento multidisciplinar de sus colaboradores.

Ventaja competitiva

En la economía de mercado, la forma de lograr una ventaja competitiva es manejar información privilegiada. Sin embargo en este caso, la ventaja competitiva está en la colaboración.

Un proceso en el que se busca la solución a un problema intercambiando información, co-creando o estableciendo nuevas interacciones sociales. Por lo tanto, hablamos de algo más que de compartir oficina y gastos.

Por otro lado, aunque las nuevas TIC nos permiten trabajar desde casa, hay autónomos y emprendedores que prefieren la oficina. Necesitan un lugar para reunirse con clientes. O quieren separar la vida laboral y personal.

Además, un espacio colaborativo de trabajo suele tener un diseño agradable, que combina los despachos con atractivas zonas de descanso.

Banco de tiempo

El funcionamiento varía de un espacio a otro. Y las condiciones de admisión, también.

En La Colaboradora (Zaragoza), por ejemplo, el único requisito de pago es el intercambio de ideas, servicios y conocimiento. Para ello, este espacio cogestionado por el Ayuntamiento de Zaragoza y los usuarios dispone de un banco de tiempo.

Está dirigido a emprendedores, autónomos, freelances, ONGs, activistas, etc. Cada miembro trabaja en el desarrollo de su proyecto, pero debe poner al servicio de la comunidad 4 horas de su tiempo para asesorar a otros miembros o trabajar en la dinamización del programa.

Bilbao Eutokia, por su parte, quiere que se generen ideas y que éstas fluyan y se conviertan en soluciones reales para la sociedad.

Para ello, cuenta con una Sala de Inmersión, donde un equipo puede sacar el máximo rendimiento a su creatividad. Y un Cubo del Silencio –con ruedas, para desplazarlo donde apetezca-.

Alquiler por horas

Otra ventaja de un espacio colaborativo de trabajo es que los precios son más baratos que alquilar un despacho convencional.

Si necesitas trabajar unas horas en el centro de Madrid –preparar una reunión o una charla, p.e.- utopic_US ofrece un Co-woking café por 6,50 €. El pack incluye dos bebidas, una tosta o bollería, tomas de corriente y wifi de alta velocidad.

Guiños aparte, utopic_US destaca por sus servicios, que van desde el asesoramiento financiero y legal hasta una Sala de Alto Rendimiento (WOT – Walking on Tech).

Se trata de un espacio equipado para impartir cursos de formación, crear y desarrollar proyectos tecnológicos que necesitan altas cotas de rendimiento y potencia gráfica.

En Córdoba destaca CoSfera, que dispone de tarifas flexibles en función de tiempo, desde 40 horas al mes hasta 24×7 días a la semana.

Queda claro que si estás poniendo en marcha un proyecto y necesitas apoyo, un espacio colaborativo de trabajo pueden ser una solución. Busca en tu ciudad, a través de Internet, Administraciones públicas, universidades o en parques y espacios tecnológicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *