youtuber

Cómo ser Youtuber

No es raro preguntar a un niño o niña qué quiere ser de mayor y recibir un youtuber como respuesta. Hace tiempo que las nuevas profesiones online llegaron para quedarse. Y cada vez hay más jóvenes que aspiran a convertir su afición en su profesión.

No obstante, ¿es factible ganarse la vida hablando a una cámara, desde casa y sin apenas recursos? ¿De qué viven realmente los youtubers?

Youtube es la tercera web más visitada del mundo y la plataforma de entretenimiento más grande del planeta.

Cuenta con más de mil millones de usuarios en el mundo (lo que equivale a un tercio de todos los usuarios de Internet) y genera miles de millones de reproducciones diarias.

Casos de éxito

Para muchos usuarios, compartir vídeos no es más que una afición. Pero otros lo han convertido en su trabajo y fuente de ingresos.

Se ganan la vida produciendo y colgando vídeos sobre maquillaje, cocina, videojuegos… Y se han convertido en casos de éxito.

A todos nos viene a la cabeza Rubén Doblas, ‘El Rubius’. El humor que destilan sus vídeos sobre videojuegos en su canal, elrubiusOMG, atrae a un público joven, que le ha colocado entre los más populares de Youtube.

Otro caso conocido es el de la ingeniera informática y ex profesora Isabel Llano, Isasaweis, y sus vídeos sobre maquillaje. Su fama es tal que ha dado el salto al papel cuché, donde habla sobre “cómo se encuentra su corazón”.

Dicho esto, dar el salto de tener un canal de Youtube a ser un Youtuber no es sencillo. Se necesita tiempo, dedicación y mucho esfuerzo. Pero te vamos a dar algunas pautas para que puedas iniciar o relanzar tu carrera.

Estrategia clara

El primer consejo es que te lo tomes en serio. Si quieres ser youtuber, tiene que tener una estrategia y tomarte esta actividad como lo que es: un trabajo.

Haz un plan de negocio en el que definas qué novedad puede aportar a tus usuarios –y anunciantes-. Y que incluya un análisis de tus principales competidores y de sus tácticas ganadoras.

Elabora un calendario de grabaciones y emisiones.

Define el perfil de tu audiencia. ¿Para quién haces los vídeos? Probablemente no te dirigirás a un público masivo, sino a un nicho concreto.

No olvides optimizar tus vídeos. Tan importante es crear contenidos de calidad, como lograr que estén bien posicionados. Mejorando el SEO de los mismos, los usuarios te encontrarán fácilmente y te verán más personas.

Trabajo profesional

Otra cuestión importante es realizar un trabajo profesional. Necesitas una buena cámara para poder grabar. Te recomiendo una con pantalla abatible, para que puedas verte mientras grabas, y un buen sistema de auto-enfoque.

Tan importante –o incluso más- como la calidad de la imagen es la calidad del sonido. Un mal audio molesta mucho y el espectador acaba parando la emisión. Utiliza un micrófono externo para minimizar este problema.

Asimismo, la iluminación es otro factor determinante para conseguir un vídeo de calidad. La luz debe permitir a la cámara captar bien los detalles y debe dar más protagonismo a la persona que al fondo, evitando las sombras duras en la cara.

El último aspecto es la edición. Existen programas como iMovie (Mac) o Windows Movie Maker (PC), incorporados a tu ordenador y fáciles de usar.

Pero si quieres un acabado profesional, puede que tengas que recurrir a uno del montaje. No sólo hay que cuidar el ritmo, sino los rótulos y elementos gráficos.

Ganar dinero como youtuber

Dicho esto, volvemos al principio. ¿Cómo puedes ganar dinero con esta actividad? Los ingresos vienen de la publicidad.

Puedes recurrir a la plataforma Google AdSense. A través de ella, miles de empresas pagan por insertar sus anuncios en los diferentes vídeos. También puedes emplear el canal para darte a conocer y que se fijen en ti las empresas y clientes.

Otra opción, si tienen muchas visitas, reproducciones y suscriptores, es firmar un acuerdo con una marca -de maquillaje, herramientas de cocina…-, que quiera aprovechar tu potencial como influencer.

Si alcanzas el estatus de estrella, los ingresos vendrán del entorno offline, fuera del canal. Escribiendo un libro, realizando un programa en Canal Cocina o con una sección en una revista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *